martes, 3 de enero de 2012

Primer día del año

Como siempre, fin de año en casa de papá, lleno de gente. Con muchas cosas ricas para comer.
Además estuvieron presentes los padres de Fran y también su hermano.
Después de las doce fuimos a lo de Lucio en San Isidro donde estaban todos los chicos y seguimos festejando un rato más.

Volvimos a casa cerca de las 6 am con Enko dormido como marmota en los asientos de atrás, después de que se estresó de tanto llorar con los fuegos artificiales y los estruendos.

Tardamos en dormirnos, y yo había puesto el despertador a las 10am para darme un baño y después salir para La Plata donde almorzábamos con la familia de Fran.

Me despierto con Enko llorando al lado de la cama a eso de las 8:30 am, quería matarlo. Me levante y lo saqué a dar una vuelta. Hicimos media cuadra y ya había hecho sus necesidades, (mi amor… lo quería matar). Volvimos, y se acostó en la alfombra del living a seguir durmiendo, así que yo hice lo mismo.

Me acosté otra vez, tratando de hacer el mínimo ruido posible porque Franco seguía durmiendo, me acuesto de espalda y siento un beso en el cuello.

- No sabes cómo me enamora cada vez más despertarme con vos y más hoy que estamos empezando un nuevo año… -me dijo acariciándome el pelo-

Y amanecer así es como quiero despertarme siempre.

3 comentarios:

  1. uyyyyyyyyyyyyyy ..yo tambien quiero despertarme asi !!! ..jajaaja ....que momento mas lindo ..memorable ..de esos que se guardan en una cajita del corazon ..y atesorarlos de por vida!! ..un beso bonita !!

    ResponderEliminar
  2. aaaaaaay que tierno y que lindo :)
    Y si, debe estar bueno despertarse así todos los días, y sobretodo empezar el año con la persona que amás!
    un beso :)

    ResponderEliminar
  3. Con qué acuñar
    el arsenal de gritos sumergido en mi voz.
    Con qué amarrar esta turbulencia traicionera.
    El día avanza,
    nada me incorpora.

    ResponderEliminar