sábado, 19 de septiembre de 2009

Cóctel peligroso

En estos dos días sinceramente trate de no pensar demasiado, y creo que me fue bastante bien.
Después del mensaje del jueves a la noche le siguieron otros a los cuales me vi obligada a contestar para tratar de normalizar las cosas. Traté de ser objetiva y contestar como si nada me pasara y lo logré.
Después de todo, en unos simples mensajes de texto no hay que esforzarse demasiado ya que es poca la expresión que pueden llegar a tener.
No voy a negar que se me hacía un nudo en la boca del estómago cada vez que leía en el celular:
1 mensaje de Franco, pero soy conciente de que tengo que solucionar lo que me pasa porque no puedo evitar verlo.
Principalmente porque compartimos los mismo amigos y segundo porque me cueste o no aceptarlo va a llegar el momento de la famosa charla que queda pendiente entre nosotros y no voy a poder negarme… ¿o es que podré?

Hoy salimos todos juntos, y quiero pasar una buena noche junto a mis amigos…
Espero que sea posible; pero más espero ser fuerte y no caer ante su mirada, su voz, y sus palabras que forman, para mí, un cóctel demasiado peligroso.

4 comentarios:

  1. Mmm te entiendo demasiado. Éxitos para hoy, entonces!.

    ResponderEliminar
  2. En algún momento tienen que hablar, espero que se haya presentado la oportunidad.

    Besos

    ResponderEliminar
  3. En algún momento habrá que enfrentarlo. Para ponerle un punto final y avanzar. O para recomenzar.


    Besos, y éxitos

    ResponderEliminar